domingo, 27 de marzo de 2022

día 4455 de esclavitud, castrado permanentemente

al objeto le parece mentira que hace solo una semana el objeto estaba bajo las botas del Dueño, llevando su cadena al cuello y los grilletes. la semana ha sido un poco desastre porque parece que ha estado viviendo un sueño, una fantasía, una ilusión durante estos siete día. la vinculación que el objeto tiene con el Dueño trasciende todo lo que este objeto ha conocido. no es amor ni amistad. tampoco es sencillamente deseo. la verdad es que solo puede llamarlo de una forma: sumisión. el objeto depende del Dueño, de Su control, de Su poder, de Sus órdenes, de Sus normas. sin ellas el objeto está perdido y sin rumbo, o supone que estaría así porque desde que el Dueño puso por primera vez su collar en el cuello del objeto no lo ha dejado libre ni un segundo, ni un instante. el objeto es consciente, y este blog es testimonio de ello, de todo el proceso que ha llevado el Dueño con el objeto, cómo lo ha desmontado poco a poco y lo ha vuelto a montar según sus deseos. lo ha moldeado hasta que era de su agrado, con paciencia y constancia. ahora el objeto no es más que eso, un objeto, una propiedad del Dueño.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

No hay comentarios: