sábado, 1 de enero de 2022

día 4370 de esclavitud, castrado permanentemente

el año nuevo siempre es extraño para el objeto. sin embargo este ha sido diferente. como comentaba ayer las restricciones sanitarias por el covid han hecho que el objeto parta el año solo y el Dueño se lo ha hecho partir de la mejor forma posible: embotado, encadenado, enjaulado y amordazado. así partió el año y cuando las campanadas se arrodilló y agradeció al Dueño que le permitiera vivir un año más, como Él mismo había ordenado. el Dueño tiene la sensación, así se lo compartió al objeto, de que esto terminará el año de la misma manera, pero ya definitivamente. eso sólo el tiempo lo dirá, pero la experiencia dice al objeto que el Dueño consigue todo lo que se propone.
el día de hoy ha sido diferente a la noche. el objeto ha tenido que estar de un sitio para otro por cuestiones familiares, llevando a personas, yéndolas a buscar, etc. quienes no pudieron verse anoche querían verse hoy. el Dueño ha ordenado al objeto que hiciera eso porque es una obligación socialmente admitida y necesaria. es el precio que hay que pagar por vivir entre humanos. sin embargo el objeto pudo estar en subspace la mayor parte del tiempo y eso le ayudó mucho a mantener la paz y la tranquilidad. el Dueño ha dado tantos regalos al objeto durante este tiempo: el silencio, el subspace, el descubrir su auténtica naturaleza. hoy, en un ataque de adoración, el objeto le ha dicho al Dueño que está preparado para vivir completamente como un objeto, con todo lo que eso significa, y el Dueño ha contestado "Lo estás".

sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

No hay comentarios: