miércoles, 18 de enero de 2023

día 4752 de esclavitud, castrado permanentemente

ha sido un día tranquilo pero intenso ala vez. le han hecho al objeto una oferta de trabajo que, a priori, es interesante. no se trata de un cambio realmente sino de añadir algo ,de un trabajo extra. ahora el objeto tiene que ponerlo bajo las botas del Dueño para que Éste decida si el objeto lo puede hacer o no.
hoy, además, ha pasado otra cosa. A media mañana empezó a dolerle los genitales. se le ha formado una rozadura en la base de los testículos por el roce de la jaula. el dolor fue en aumento a medida que avanzaba el día así que el objeto lo puso bajo las botas del Dueño, que ordenó que hasta nueva orden no llevara la jaula. va a ser algo muy duro para el objeto pero no puede llevarla por una cuestión de salud.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

minirelato

los invitados llegaron pronto. estaban todos los amigos lederones del Amo. se habían puesto sus mejores gala. todos iban de cuero y algunos de latex. parecía que lo estaban pasando muy bien, riéndose y socializando. había Amos que llevaban a sus esclavos pro correas unidos a collares que llevaban al cuello. sin embargo yo era la principal atracción. el Amo me había colgado del techo por las manos y me había encadenado los pies. llevaba el traje y la capucha de latex así que nadie me reconoció, pero eso no impidió que todos jugaran con los orificios que, estratégicamente , el Amo había dejado al descubierto: pezones, polla enjaulada, y ano. podían hacer lo que quisieran, una mordaza me impedía protestar.

FdD conocimiento

no es casual que digan que a menudo la realidad supera a la ficción, y hoy el objeto se ha acordado de esta frase al ver la FdD de hoy. la eligió porque realmente no tiene nada que envidiar a cualquier producción bdsm. con tanto cuero, bondage, cadenas, sumisión, obediencia... y sin embargo tiene poco sexo explícito. no se ve ningún órgano sexual pero pocas imágenes pueden ser tan excitantes para un fetichista como esta. esa es una de las claves de nuestra existencia. tenemos sexo sin sexo, excitación sin porno, libertad con cadenas.... vivimos en una permanente paradoja, incomprensible para el resto de los humanos. poca gente puede entender por qué esta imagen es excitante, por qué llama la atención. si no eres fetichista del cuero, las botas, el bondage, la sumisión.... posiblemente nada de esto tiene sentido, pero si eres uno de ellos, uno de nosotros, comprenderás todo lo que está aquí encerrado. mucho se puede hablar de esta foto pero el objeto sencillamente se callará y dejará que disfruten de ella. si sabes verla sabes a lo que se refiere.

martes, 17 de enero de 2023

día 4751 de esclavitud, castrado permanentemente

el objeto va a trabajar con las botas sendra marrones porque las negras siguen en el zapatero. hoy, igual que ayer, el objeto ha parado a media mañana unos segundos, se ha amordazado con un pañuelo y le ha mandado una foto al Dueño.
incluso en la distancia el objeto siente como la mano del Dueño está presente. como ha dicho en muchas ocasiones las normas y los rituales que tiene que hacer el objeto mantienen su mente en la idea y en el estado de que pertenece al Dueño y está sometido a su voluntad.
por la tarde el objeto estuvo trabajando pero en silencio, en subspace, y la verdad es que aprovechó mucho el tiempo. con respecto al Dueño y al viaje aún tiene su sabor en la boca. el regusto de las botas del Dueño sigue en el objeto, al igual que su olor. es extraño pero hoy ha tenido muy presente el olor del Dueño.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

perfiles cosimocapanni

 


hoy presentamos un lederón y botero italiano. el objeto cree que las fotos hablan por sí mismas. para visitar su perfil pincha aquí.
 

FdD limitaciones

un esclavo en una relación de larga duración no es nada si no vive encadenado. las cuerdas están bien y son seguras pero no hay nada como las cadenas y los candados. con ellas, las cadenas, no hay escapatoria, no hay salida. su voluntad, y su libertad, dependen de quien tenga la llave. la cadena hace que tu vida quede reducida al largo que tenga ésta. si son cortas tu vida se limitará a un pequeño espacio, si son largas podrás moverte en un espacio mayor, pero siempre limitado. es la manifestación más clara de la privación de libertad, el no poder moverte e ir a donde quieras. y aunque un esclavo no debe tener orgullo, ya que éste es fruto del ego y una herramienta del mismo para controlarte, debe mostrarlas con honor, sabiendo que ha merecido que un Dominante se las pusiera.

lunes, 16 de enero de 2023

día 4750 de esclavitud, castrado permanentemente

los lunes después de volver de servir al Dueño suelen ser tristes. curiosamente este no lo ha sido tanto. el objeto ha estado calmado y tranquilo. el objeto regresó al trabajo calmado, muy calmado, casi en subspace podría decir. afortunadamente el lunes el objeto no tiene mucho trabajo y termina pronto así que fue a casa temprano. por la tarde se quedó en casa asistiendo a clase por videoconferencia. hace frío y es agradable estar en casa, preferiblemente que fuera, desde luego.
el Dueño le preguntó al objeto por mensaje, si había merecido la pena el viaje o si había sido una paliza. el objeto contestó que una paliza había sido pero que todo compensaba estar bajo las botas del Dueño. lo que más impactó al objeto y así se lo dijo al Dueño, fue el estar en silencio, amordazado incluso sin estar físicamente amordazado. no hace falta decir nada. el Dueño se encarga de todo y tomó todas las decisiones durante el tiempo que el objeto estuvo allí.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

cartas desde la mazmorra

en la mazmorra hay paz, hay silencio. también hay oscuridad. para muchos vivir en estas condiciones es una vida perdida. sin embargo, la vida lo estaba antes de que el Dueño encontrara al objeto y decidiera hacerlo suyo, mirando hacia atrás no puede el objeto evitar recordar que así fue, que fue el Dueño quien contactó con el objeto por medio de un conocido común. Él lo encontró y Él decidió que sería suyo, y cuando se produjeron las crisis que vienen relacionadas con todo entrenamiento, con todo crecimiento, fue Él quien decidió continuar y quien hizo que el objeto no se desviara. al final, así, con mucha paciencia y orientación, el Dueño ha llevado al objeto a donde Él quería que fuera y el objeto está ahora encerrado en una mazmorra, que puede no ser aparentemente física, pero que es tan real como si hubiera muros de dos metros de ancho.

FdD entrenamiento


sin piedad y sin escapatoria. se pueden tener sesiones más o menos satisfactorias, muy placenteras. muchos sumisos de hecho se quedan a ese nivel, pero si alguno quiere más, si una sesión no es un fin en si mismo sino que es una ventana o una puerta a una realidad más profunda donde la felicidad está en la sumisión y la obediencia, entonces el entrenamiento debe ser sin piedad y sin escapatoria. eso no significa que deba ser el camino de todo el mundo, ni que sea el mejor. tener encuentros sexuales kinky es fantástico. pero para el objeto no es suficiente. nunca lo fue de hecho. siempre buscó ir más allá no porque quisiera sino porque lo necesitaba. y tuvo la fortuna de que el Dueño lo encontró y lo ha tratado con mano de hierro en guante de cuero durante todo este tiempo. y por eso sabe que el entrenamiento de un esclavo debe ser estricto, duro, constante, permanente, sin ningún resquicio. y eso no está en manos de todo el mundo. para entrenar a un inferior hay que poseer una serie de habilidades físicas y psicológicas muy concretas y especiales. por eso no todo el mundo puede ser Amo ni todo el que proclama serlo lo es.

domingo, 15 de enero de 2023

 día 4749 de esclavitud, castrado permanentemente

el día del regreso es un día triste pero que comienza bien porque Dueño y objeto van a desayunar al vips de colón. dos botudos muy arbigados porque hacía mucho fin. los dos llevábamos las mismas botas, las lisas en el empeine pero repujadas en la caña.  el objeto seguía en silencio. el objeto temía que eso pudiera importunar o molestar al Dueño pero en algún momento en que el Dueño preguntó alo y esto no tenái el cuaderno para escribir, el Dueño dijo "No digas nada. No lo estropees". Así que es algo que agradaba al Dueño.
al llegar al vips el Dueño pidió lo que debía desayunar el objeto porque esto no dijo nada, no podía decir nada. La camarera era la tercera vez que nos atendía y el objeto no sabe si supone algo o no. Desde luego ve la cadena al cuello del objeto porque estoy ya no llevaba los grilletes. es lo último que la quinta del Dueño al objeto antes de salir porque hace falta una llave especial y era mucho problema quitarlos en la calle, no así la cadena.
por razones familiares el Dueño ya no puede acompañar al objeto al aeropuerto así qeu después de desayunar se producía la despedida. Es el momento más duro de todo viaje.
el objeto tiene que ir hasta el aeropuerto solo, en el metro y es algo que se deja un sabor extraño, haciendo un esfuerzo por no ponerse triste. el Dueño ordenó que le fuera comunicando cada paso qeu daba: cambiar una línea de traen, llegar al aeropuerto, pasar el control de seguridad, etc. el objeto se tomó algo mienrtas esperaba, leyendo. aprovechó mucho el tiempo, tanto en el aeropuerto como en el viaje que fue algo movido por mal tiempo, pero que al objeto se le fue rápido.
llegó a gran canaria a media tarde y apenas tuvo tiempo de deshacer la mochila antes de ponerse de nuevo a trabajar para preparar cosas para el trabajo mañana.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

botas en el aeropuerto

FdD verdadera naturaleza


todo consiste en desaparecer, al menos lo que eras antes de que tu Amo te convirtiera en una posesión suya. tus relaciones, tus pensamientos, tus opiniones, tus experiencias, tus historias... eras tú, o al menos eso que el ego quería que creyeras que eras tú. así viven la gran mayoría de los humanos, creyendo que son lo que creen que son. por eso se angustian cuando les quitan todo eso, poco a poco o de golpe. el entrenamiento de un inferior se parece a pelar una cebolla, ir quitando capas hasta llegar a lo más profundo, al núcleo que siempre está oculto por todas esas capas. esta es la razón de que se despersonalice al esclavo, mediante capuchas u ocultando su rostro. no es tanto una forma de quitarle su humanidad para que pueda ser torturado por el Dominante sino hacerle ver que eso que muestra no es realmente él, sino una construcción que se ha hecho a lo largo de los años, influenciado por el ego, pero que no solo no muestra sino que oculta su verdadera naturaleza.

sábado, 14 de enero de 2023

día 4748 de esclavitud, castrado permanentemente

el día comenzó temprano, con una ducha. ducharse con la correa y los grilletes resulta extraño, pero cuando está aquí, es lo que es el objeto. cuando el objeto llega a su celda el Dueño le ordena ponerse las botas rojas. El Dueño le ata con una cuerda y pone las manos a la espalda, uniéndolas con una cadena. También le puso una mordaza de bola. la bola es roja y últimamente es la preferida del Dueño, tal vez porque hacen juego con las botas. así lo tuvo el Dueño más de una hora. a eso añadió un antifaz que sumió al objeto en la oscuridad. de la falta de costumbre al objeto comenzaron a dolerle pronto los brazos.
cuando pasa el tiempo el Dueño saca al objeto de su celda y le encadena por delante. lo tumba en la cama y vuelve a ordenar al objeto que le de placer. esto lleva aún sus botas roja. todo se volvió entonces muy físico, muy sexual. el objeto acariciaba al Dueño y este se excitó muchísimo. le comía la polla mientras rozaba sus botas, las del Dueño. entre las cosas que le dijo fue que tenía que castigarlo por la iniciativa del control de la respiración de ayer. el Dueño volvió a correrse pero antes tuvo que salir de la habitación. el objeto se quedó inerte y empezó a entrar en un subspace muy profundo tanto que perdió el control de su cuerpo. fue como en otras ocasiones. la mente del objeto estaba activa, muy activa, consciente. oía todo, veía todo, pero era incapaz de mover un solo dedo.
cuando el Dueño regresa lo encuentra en la misma posición en la que lo dejó. como en otras ocasiones tuvo que saca al objeto de ese estado con sus palabras. poco a poco el objeto volvió a salir de ese estado en el que se encontraba y volvió con el Dueño, que lo encerró de nuevo en su celda. allí comió y estuvo buena parte de la tarde. el objeto no habría pronunciado ni una sola palabra.
a última hora de la tarde volvió a sacar al objeto y le hizo hacer una escena en la que no hablaba mientras el Dueño lo grababa. ese siempre es el epílogo de todos los viajes, una especie de recordatorio. esta sesión terminó con el Dueño corriéndose de nuevo. La sensación que le queda al objeto es la adoración que sentía y mostraba al Dueño, en completo y absoluto silencio. El objeto había llevado todo el día las botas rojas, los grilletes, la cadena y no había pronunciado ni una sola palabra.
desde que llegó ayer por la noche, el Dueño había controlado todo. el objeto no había tenido que decidir absolutamente nada. el Dueño amordazó al objeto pero era completamente inútil porque el objeto se sentía incapaz de hablar. así terminó el día. la valoración del Dueño es positiva porque, a pesar de haber estado sólo un día, mereció la pena estar bajo sus botas.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD más humillación

aparentemente un hogtied clásico. no es solo las ataduras, sino la postura que te obliga a mantener, con esa espalda arqueada que a los pocos minutos comienza a ser una tortura. sin embargo hay algo de esta imagen que ha captado la atención del objeto inmediatamente y que en su mente evoca un grado más de humillación: el babear. cuando no puedes controlar la saliva y esta cae por fuera de la mordaza, es como dar un paso más y caer en una humillación aún mayor, porque es no controlar tu propio cuerpo, una función vital que se te escapa, y lo hace porque estás amordazado. no creo que ningún esclavo desee babear de esa manera, pero no hay posibilidad de evitarlo, y eso tiene un fuerte efecto psicológico. te muestra que has bajado un escalón más, que estás más abajo.

viernes, 13 de enero de 2023

día 4747 de esclavitud, castrado permanentemente

el objeto salió de trabajar a las dos y a las cuatro ya salía rumbo al aeropuerto para coger el avión a madrid. por orden del Dueño llevaba las botas "de gala", las botas lisas que tienen la caña repujada. llegó pronto el aeropuerto y tuvo que quitárselas para pasar el control. aprovechó para sacarse una foto que envió primero al Dueño y luego en redes. por supuesto antes de salirse puso la jaula. fue todo un alivio después de estar casi dos días sin ella.
el viaje fue bien aunque en la cola del embarque un tío le hizo un comentario a su novia sobre las botas del objeto. esto no llegó a escuchar bien lo que le dijo pero el contenido estaba claro. nuevamente el objeto se acordó de lo que dijo de que quien habla es porque le gustan y no se atreve a llevarlas o porque le gustan y quieren rollo. el chico era guapo pero a todas luces un poco inútil, por como se comportó después.
el vuelo estuvo tranquilo, con mascarilla y el objeto se lo pasó leyendo, al igual que el recorrido en metros que sí que fue largo porque algunos trenes se paraban más de lo normal en algunas estaciones "por el tráfico" decía la megafonía o porque tardaban en llegar e iban llenos. como en otros viajes el objeto cerró en el burguer de la calle génova antes de ir a casa del Dueño.
también como en otros viajes el Dueño bajó a recibirlo con pantalón de cuero y las botas repujadas azules, las de la primera vez. antes de entrar en el ascensor el Dueño le puso al objeto la cadena y cerró el candado. no hubo cruce de palabras, ni siquiera un hola. el objeto permaneció en silencio todo el tiempo.
al entrar en la casa no fuimos directamente al dormitorio que tiene el Dueño, más bien habría de decir apartamento porque tiene adjunto un baño y un vestidor. en vez de ir allí llevó al objeto a uno de los grandes salones de la casa donde lo recibió por primera vez hace hoy, trece años. él se sentó en el otro sillón y puso la pierna como la había puesto entonces, doblada sobre la rodilla con la bota apuntando al objeto. esto miraba para el suelo y el Dueño habló: "Mírate ahí, como hace 13 años, cuando te sentaste seguro de tí mismo pensando que no te podría dominar, que podrías mantener el control. Y mírate ahora, sometido, roto, una propiedad igual que cualquier figura o libro de esta casa que me pertenece". por supuesto el objeto no pudo decir nada sino mirar al suelo escuchando y aceptando la única realidad de esas palabras. Luego el Dueño se levantó y abrazó al objeto metiendo su cabeza en su pecho y dejando que el objeto tocara por primera vez este fin de semana el pantalón de cuero que llevaba.
estuvimos así unos segundos hasta que el Dueño llevó al objeto al dormitorio y lo condujo al baño donde esperaban las botas rojas. ordenó al objeto que se quitara todo menos los slips y se pusiera las botas rojas, cosa que el objeto hizo inmediatamente. como el Dueño no llegaba, lo espero mirando hacia la puerta de rodillas y con la cabeza mirando la suelo. cuando el Dueño aparece lleva el pantalón de cuero pero las botas altas nuevas por fuera. son completamente lisas en el empeine y en la caña y brillas sobremanera. está sin camisa. saca al objeto y se tumba en la cama poniendo al objeto al lado y le dice "Dame placer" y el objeto obedece y empieza a acariciar y a lamer las del Dueño. le come la polla y el Dueño empieza a gemir, después de quitarle el pantalón, evidentemente, aunque el olor lo impregnaba todo. el Dueño lo llama "puta" en varias ocasiones. es por las botas. dice que son botas de "puta" y que llevarlas convierte al objeto en una puta, y cada vez que lo dice el objeto se excita sexualmente. el efecto se parece a cuando en alguna ocasión el objeto ha aspirado poppers. tiene un subidón casi instantáneo y pierde un poco el sentido. el Dueño le pone una mordaza de bola, grande, la que suele emplear mucho últimamente, y sigue follando la mente del objeto. resulta que es una práctica con nombre en inglés, mindfucking y el Dueño lo hace estupendamente. a todo esto el objeto no ha dicho una sola palabra, ni la dirá en toda la noche. Solo el Dueño habla.
en un momento dado le ordena al objeto que le quite las botas y las huelas, y el objeto obedece. huelen a cuero, a pies, a Dueño y el objeto siente otro nuevo subidón. recuerda que hace mucho que no eyacula y cree que, además, algo se ha roto en estas navidades que ha hecho que el objeto de un paso más. el Dueño excita al objeto así casi sin nada fetichista solo con su mirada y su presencia. o tal vez es que de vez en cuando vuelve a llamarlo "puta" y que no tiene derecho a nada y que no merece nada y que le pertenece. el objeto ha perdido el control y no sabe lo que está haciendo, sencillamente obedece lo que el Dueño dice y lo que hace. el Dueño se está masturbando y entonces coge la mano del objeto y se le pone en la boca. entonces, sin saber por qué, el objeto también le tapa con la mano la nariz. el Dueño no se la retira y empieza un juego de asfixia que no dura prácticamente nada porque el Dueño se corre entre espasmos de placer cuando le sale la leche y entra el aire. esto es algo nuevo, muy nuevo, y el objeto queda en shock.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

 media honcho



julio 1978. para descargar la revista pincha aquí.

jueves, 12 de enero de 2023

día 4746 de esclavitud, castrado permanentemente

la vida del objeto está regida por las normas y rituales que el Dueño ha establecido para esto. al comenzar el día el objeto tiene que enviar la agenda de ese día y poner bajo las botas del Dueño las órdenes para hoy. y al finalizar el día el Dueño envía un mensaje y el objeto responde dándole las gracias por haberle permitido vivir un día más. el objeto no puede irse a dormir hasta que el Dueño envíe ese mensaje. el problema de hoy es que ayer el Dueño lo envió pero eso no sabe por qué razón, no le contestó. hoy, a primera hora el Dueño le ha preguntado al objeto donde estaba el saludo de despedida de anoche, su agradecimiento por haberle permitido vivir otro día y el objeto no ha podido responder. ha sido una falta grave y el Dueño ha castigado al objeto con no llevar la jaula hasta mañana en el momento de comenzar el viaje.
el objeto se ha sentido todo el día como desnudo, por no llevar la jaula y además avergonzado por haber fallado en algo aparentemente tan nimio. así, sin jaula, fue el objeto a trabajar y pasó todo el día esperando que mañana el objeto pueda estar bajo las botas del Dueño y demostrarle su arrepentimiento y su devoción.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Ficción. Otro apartado de la novela

El Amo presidía la asamblea. Era Amo y Señor de todos allí. Vestía completamente de cuero y llevaba unas altas botas wesco por fuera del pantalón. La gorra que llevaba tenía su insignia y estaba sentado majestuosamente en un sillón que estaba en la cabecera de la larga sala. A sus lados, también de cuero, los capataces, y sentados en bancos pegados a las paredes, mirando hacia el centro, más de una veintena de esclavos. La totalidad de la casa estaba allí. Todos estaban uniformados con el traje de latex, las botas altas de goma y la cadena de metal al cuello. Algunos tenían capucha y otros estaban amordazados de distintas formas, mostrando sus diferentes grados y etapas en el entrenamiento, así como algunos castigos de faltas leves. Pero todos estaban sentados igual: la espalda recta apoyada en la pared, las piernas abiertas a la altura de los hombros y las manos sobre los muslos con las palmas hacia abajo, mirando de frente.
El Amo y Señor hizo una señal casi imperceptible con la cabeza y al fondo se abrió una puerta, apareciendo los dos capataces que faltaban, vestidos de cuero. Llevaban por los brazos a un tío completamente desnudo salvo porque tenía las manos esposadas delante, una cadena con candado cerrada al cuello y una aparatosa mordaza que también mostraba un candado. Su cara de temor era evidente y miraba a todos lados, intentando captar una mirada de los esclavos pero fue inútil.
Entre empujones y pasos en falso recorrieron la distancia hasta que estuvieron a unos metros del Amo y Señor. Entonces se levantó el capataz que estaba a su derecha y comenzó a hablar:
-Bienvenido de nuevo, número 8. Para quien no lo sepa -dijo dirigiéndose al resto de asistentes- el número 18 escapó anoche y ha sido devuelto por el regimiento 23, la sección de las puertas del orden encargados de la captura de los esclavos fugitivos.
Nadie pronunció palabra per una especie de ola de energía recorrió la estancia. El Amo y Señor permanecía impasible, pero serio y distante.
-Se ha demostrado que engañaste al número 7, que estaba en la portería para que te dejara salir argumentando que el Amo y Señor te había mandado a un recado.
Todo miraron al lado derecho, a la mitad de la bacada. Allí un esclavo con capucha y otra mordaza agachó la cabeza mirando al suelo.
-Por tanto -continuó el capataz- Se te acusa de mentir, engañar y sobre todo de escapar de la casa. Nuevamente el silencio teñido de tensión. Entonces el Amo y Señor se inclinó acercándose y puso su mano sobre su rodilla. Su voz salió clara y profunda.
-Número 18. no fuiste comprado ni cedido por los tribunales. Tú llamaste a nuestra puerta solicitando ser entrenado. Te hemos tratado como se debe tratar a todo esclavo. No entiendo tu comportamiento.
El número 10 levantó las manos esposadas y como queriendo extenderlas hacia el Amo y Señor y emitió unas palabras que la mordaza convirtió en un gemido y gruñidos. El capataz levantó la mano para hacerlo callar.
-El tiempo de las palabras ha pasado, número 18, deberías haberlo hecho antes y hablar con alguno de los capataces. - Y dirigiéndose al resto de la asamblea preguntó:
-¿Alguien quiere hablar en su nombre". -El silencio hizo que el número 18 bajara las manos y agachara la cabeza.
-¿Nadie?. Entonces emitiremos sentencia. ¿Quién considera al número 18 culpable?
Como si hubieran sido activados por un resorte todos se levantaron y se volvieron contra la pared, dándole la espalda a los que estaban en el centro. Entonces el capataz que había llevado el juicio se volvió a la cabecera y dijo:
-¿Amo?
El Amo y Señor volvió a sentarse recto sin apartar la mirada del número 18. Luego, lentamente miró al capitán y dijo:
-Si, culpable.
Todos volvieron a sus posiciones iniciales . el otro capataz se levantó y se acercó al número 18 y puso delante suya una llave y una piedra anulosa, símbolo de la casa. Volvió a su asiento y el otro capataz volvió a hablar.
-Número 18. Has sido declarado culpable de los cargos. Como no fuiste comprado ni cedido por los tribunales podrás elegir. La llave abre tus esposas y la cadena al cuello. Serás libre y se te expulsará de la casa. Si eliges la pierda recibirán el castigo que ya conoces pero seguirá siendo miembro de la Casa y pertenecerás al Amo y Señor.
Se sentó lentamente y todo el mundo esperó en tensión, mirando hacia el número 10, que seguía con la vista fija en el suelo. Lentamente subió la cabeza hasta mirar al Amo y Señor y sin desviar la mirada se agachó y cogió la piedra.
-¡Sea! -dijo el Amo sin cambiar la expresión.
Entonces soto se desencadenó muy rápidamente. Los que estaban a su lado le dieron la vuelta y lo llevaron hasta el fondo de la sala. Le abrieron las esposas y se las pusieron a la espalda y volvieron a ponerle mirando a la cabecera del tribunal. Le ataron los pies con una brida y uno de ellos le puso al cuello una cuerda que colgaba de una viga. Miró al capataz que había llevado todo el proceso y cuando éste asintió con la cabeza tiró de la cuerda, elevando al número 18.
Normalmente la muerte por ahorcamiento era rápida. El reo se rompía el cuello al caer del patíbulo, pero el número 18 moría de asfixia y era mucho más lento. Intentó librarse, apretando las muñecas, moviendo los pies, buscando un asidero sin encontrarlo. Ahora todos lo miraban mientras gruñía y gemía. Su cara se puso morada y cuando la piedra cayó al suelo supieron que había muerto.
La energía que había recorrido la sala todo el tiempo se calmó volviéndose respeto. Había preferido la Casa a la libertad. Todos salieron en orden, pasando por debajo de él y el número 7 recogió la piedra al salir.

FdD posibilidades

a nadie le amarga un dulce, ni un beso bien dado por un buen Amo. tal vez lo sexual haya quedado relegado, aunque está en la base de toda la construcción que hacemos en el bdsm. el mayor control que se puede ejercer es el control sobre el deseo del inferior. cuando se controla eso se controla todo y no solo es una cuestión física. el deseo incluye elementos psicológicos, afectivos y emocionales, sentimentales... se puede entrenar a un inferior para que no tenga sentimientos, o para que los encauce de una manera, o se le puede enseñar para que sean precisamente esos sentimientos lo que le mantengan sometido a un Amo. las posibilidades son infinitas y todo dependerá de la habilidad del Dominante y de la capacidad de entrega del sumiso.

miércoles, 11 de enero de 2023

día 4745 de esclavitud, castrado permanentemente

algo va mal en el mundo de los humanos, muy mal. hoy el objeto ha confirmado una cuestión que sospechaba desde ayer. es una cuestión muy humana, pero que sirve para manifestar ese malestar de la sociedad de los humanos. en el trabajo del objeto se ha producido una baja en un puesto relevante y para cubrirla han nombrado a la personas más incompetente que uno se podría imaginar. y a la vez, para sustituirla a ella han nombrado a alguien sin escrúpulos. entonces la una porque no tiene cabeza y la otra porque no tiene valores, un aspecto del trabajo del objeto está en manos de personas increíblemente incompetentes e inútiles. algo incomprensible.... hasta cierto punto, porque si lo miras desde el punto de vista del ego es lo mejor que podría haber pasado. sin duda ha sido el ego el que ha guiado estas decisiones, porque no puede ser que hayan sido tomadas desde la cordura y la reflexión. esto es consciente de que está haciendo un juicio de valor, y por tanto tendrá que poner bajo las botas del Dueño su perdón por juzgar a humanos siendo inferior, pero no puede dejar de ver cosas como estas, gracias al entrenamiento del Dueño. los celos y la envidia son sentimientos humanos, producidos por el ego además, por lo que el objeto debe erradicarlos en cuanto se puedan presentar, y el Dueño lo ha entrenado para eso. de hecho una compañera le dijo al objeto que era el mejor candidato para ese puesto y nada más oirlo el objeto comenzó a temblar ante la posibilidad de estar en un puesto tan humano, donde priman las envidias, las puñaladas por la espalda y el politiqueo más feo y rancio. no, esos puestos ya no son para el objeto. el único lugar en el que quiere estar es bajo las botas del Dueño.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

minirelato

eran los únicos vestidos de cuero en la cafetería pero el Amo se había empeñado en que el encuentro fuera en un lugar público, el último lugar en que estaría como alguien libre.
-Ya conoces las condiciones: sin derechos, sin salir, solo obedecerme, sin hablar y sin posibilidad de liberación.
las sesiones anteriores habían sido increíbles y el Amo le había demostrado que sabía lo que se traía entre manos, pero aquello era un paso definitivo.
-Si firmas te llevaré a la mazmorra y te encerraré para siempre. Si no, nos despediremos y no volveremos a vernos.
la mera idea de lo primero se la ponía dura. pensar en lo segundo le aterrorizó. aquello se lo dejó claro. cogió el bolígrafo y sin decir palabra firmó.

FdD valor del control

la clave interpretativa de todo lo que vivimos los inferiores, al menos los inferiores que queremos vivir de esa forma, es el control, o mejor dicho el no control. la sumisión consiste, básicamente, en darle al Amo el control sobre algún, o todos, los aspectos de nuestra vida. puede ser durante un tiempo determinado, lo que constituye una sesión, o puede ser sobre algún aspecto, por ejemplo el dinero. o puede ser sobre todo durante todo el tiempo, lo que constituye 24/7. el bondage, la privación sensorial, las capuchas, todo está orientado en función de perder ese control. el inferior queda a merced del Amo y no puede hacer nada. en las relaciones más profundas, trabajadas y elaboradas, el control del Amo se ha extendido a aspectos psicológicos o incluso fisiológicos, como por ejemplo la castidad o incluso algunas formas de pensamiento. es lo último, una especie de control mental. no hay que tomarse a juego esto último, porque puede ser peligroso y solo se produce cuando el entrenamiento ha sido prolongado en el tiempo. pero toda caminata, todo gran viaje comienza con un simple paso. no hay que correr, pero tampoco podemos quedarnos quietos a riesgo de perder aquello que no es más precioso, y que es lo más preciado por los Dominantes: nuestra sumisión.

martes, 10 de enero de 2023

día 4744 de esclavitud, castrado permanentemente

el objeto parece más centrado después de estas navidades. tiene mucho trabajo personal pendiente, pero lo hace con calma y tranquilidad, a ver cuanto dura. esto cree que este estado es el que el Dueño quiere para su objeto: que esté en el mundo de los humanos pero sin dejarse influir por ellos ni por lo que pasa a su alrededor. es una tarea complicada porque requiere mucha energía y el objeto siente que ha empezado a no comprender, o que cada vez comprende menos, determinadas cosas que ocurren en ese mundo humano. hoy el objeto se ha dedicado sobre todo al trabajo personal porque tenía muchas horas libres y por la tarde ha estado trabajando en el ordenador con lo mismo. también es cierto que está en profundo subspace la mayor parte del tiempo, con lo cual todo parece marchar bien y el Dueño está en el centro de la vida del objeto.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

perfiles nikolas127



 



este es un clásico de internet. lleva mucho tiempo en las redes sociales como fetichista del cuero y las botas, un griego al que parece que todo le queda bien. si quieres visitar su perfil pincha aquí.

FdD cuidado con la humillación


la humillación es una de las prácticas más comunes en el bdsm. a la mayoría de los inferiores nos gusta ser humillados, aunque de distintas formas. a algunos les pone que, por ejemplo, elijan por ellos en un restaurante. a otros que los muestren desnudos. a otros que los graben haciendo actos como limpiar con la lengua un retrete. en la mayoría de los casos se aumenta el interés si la humillación es pública. sin embargo la humillación presenta un problema psicológico y conceptual. si sientes placer siendo humillado, ¿la humillación sigue cumpliendo su objetivo? la finalidad de la humillación es sentir vergüenza, no placer. la vergüenza es una herramienta para socavar la presencia del ego, para destruir su control y su poder sobre el inferior. de hecho la humillación debe "molestar" al inferior, provocar en éste rechazo. es la mejor forma de saber que esa humillación será efectiva. si a pesar de costarle le produce placer el efecto es el contrario, dando pasos atrás en el proceso de entrenamiento.