sábado, 21 de noviembre de 2020

FdD confusión

nuevamente el objeto saca a relucir un tema que aborda cíclicamente en el blog: la relación entre la apariencia y el simbolismo. cualquiera que viera en un bar o en un callejón al lederón de la FdD de hoy, sin duda pensaría que es un Amo, un Superior. el cuero, la actitud, la gorra calada hasta ocultar los ojos... todo parece indicar que estamos ante un Dominante. sin embargo su cadena y su cartera están en el lado derecho, el lado que en nuestra cultura bdsm suele indicar la sumisión y la obediencia, en definitiva la inferioridad. estas dos señales contradictorias y en principio excluyentes pueden crear confusión. ¿cómo nos acercaríamos a él? ¿a cuál de las dos damos preferencia? ¿a ninguna? aquí surge entonces un tema crucial en las relaciones bdsm: la negociación. las señales son eso, señales, y las actitudes lo mismo. en este caso tal vez una conversación abierta y sincera sea lo más conveniente. no dar nada por supuesto, no presuponer nada, no dejarnos llevar por los estereotipos. no hay que olvidar que una cadena no es más que eso, una cadena, que nos puede ayudar pero que también, como en este caso puede confundir. no hay que dejar que algo tan nimio pueda llegar a frustrar una relación de Dominación/sumisión completamente placentera.
 

viernes, 20 de noviembre de 2020

día 3963 de esclavitud, castrado permanentemente

 nuevamente el Dueño ha sorprendido al objeto, no porque dijera y hiciera algo sorprendente, sino porque cuando menos lo espera, da una nueva vuelta de tuerca y hunde al objeto más en la sumisión cuando parecía que era imposible. el objeto estaba pendiente de terminar un trabajo extra y el Dueño ha abordado en una conversación el tema del dinero, diciendo que todo lo que tiene el objeto realmente no lo tiene porque es suyo, del Dueño, ya que el objeto es una propiedad y todo lo que una propiedad gane o posea es del Dueño de esa propiedad. es lo que pasaba entre los esclavos de la antigüedad clásica. el fruto de su trabajo no era suyo sino de su Amo. en resumidas cuentas, un objeto no puede ser sujeto de derecho, y por tanto no tiene derecho a la propiedad, igual que no tiene derecho de opinión, de movimiento, de elección, o de pensamiento. el Dueño le dio una vuelta a eso y además dijo que esto debería animar al objeto en su situación actual porque está trabajando y lo que gana trabajando es para hacer feliz al Dueño.
ante esto el objeto no pudo decir nada, replicar nada, oponer nada, porque es evidente y es la pura realidad. el Dueño siempre ha sido extremadamente respetuoso con esto en el sentido de que no es un Amo cash que se les llama ahora, pero eso no significa que todo lo que ha dicho hoy no sea cierto. el Dueño no necesita el dinero del objeto, ni quiere ofrendas en forma de dinero, pero esto debe tomar conciencia y tener claro que el fruto de su trabajo no es suyo sino del Dueño y que todos los contratiempos, molestias, situaciones que se producen en el trabajo están en relación con esto y tienen este sentido, por lo que se convierten en otra forma de sumisión y obediencia.
por la tarde el Dueño ahondó en el tema de ayer, diciendo que sentía placer, mucho placer sabiendo que le tenía miedo. el objeto le preguntó hasta qué punto quería el Dueño que el objeto le tuviera miedo, y el Dueño dijo que hasta el terror o el pánico, es decir, hasta lo más profundo. inmediatamente el cuerpo del objeto reaccionó ante eso, produciéndole dolor en la jaula. el Dueño lo expresó de esta forma ante la pregunta de hasta qué extremo quiere el Dueño que le tenga miedo. contestó "Hasta el extremo de que la idea de poder desagradarme o enfadarme sea peor que morir". más adelante dijo "Este es un miedo reverencial. Es un miedo y un terror casi diría yo no sólo a enfadarme o desagradarme sino a no sentir mis botas encima tuya". ante estas dos frases el objeto entero se estremeció. intuye el objeto que es otra vez la técnica del Dueño: sembrar una pequeña semilla que irá creciendo hasta que se convierta en un rasgo nuevo, o antiguo potenciado, del objeto. ahora puede afirmar el objeto que cuando piensa en el Dueño siente temor, miedo y que se ha imaginado la situación del objeto completamente inmovilizado y empezando a sentir terror sólo con las palabras del Dueño. de hecho ya ocurrió en la última visita. el objeto estaba inmovilizado completamente sentado en una silla, con una cadena atada a los testículos y unida a su collar. y el Dueño entró y empezó a hablarle al oído al objeto y esto empezó a tirar de la cadena produciendo un fuerte dolor sólo motivado por el temor a no decepcionar al Dueño que siguió y siguió hasta que el objeto empezó a llorar de desesperación y temor.

sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD respeto

 

 los Amos son los Amos, y esto está siendo condicionado por el Dueño, entrenado dirían algunos, para sentir temor ante ellos. no es algo que salga de la nada, sino algo que está ahí y que el Dueño está usando para perfeccionar al objeto. ya sentó las bases cuando ordenó al objeto que, al ser lo más bajo, tenía que tratar de usted incluso a los esclavos de otros Amos o a cualquier inferior con el que se encontrara, con la única diferencia de que a los inferiores los trataría de usted, con minúsculas, y a los Superiores de Usted, con mayúsculas. el hecho es que el Dueño está aumentando la distancia entre Superiores e inferiores en la mente del objeto y, por tanto en su vida y en la forma de tratarlos. incluso cuando el objeto tiene que simular ser humano, cada vez se le hace más difícil y complicado cuando un Superior se le presenta o se encuentra con Él mantener la simulación. el objeto intenta hablar lo menos posible e intenta poner cara de poker porque lo que siente es deseos de arrodillarse y mostrarle respeto. sabe que no lo obedecerá porque sólo el Dueño da órdenes al objeto, pero una de esas órdenes es mostrar el respeto que todo Superior se merece y eso puede llegar a ser complicado.

jueves, 19 de noviembre de 2020

día 3962 de esclavitud, castrado permanentemente

 el objeto ha tenido un día tranquilo relativamente. a primera hora, como todos los días confesó al Dueño. en este caso confesó que ayer no habló prácticamente nada y se mantuvo en silencio casi todo el día. el Dueño decidió que hoy, por eso, no tendría castigo. la verdad es que el objeto no sabe si eso es bueno o es malo, si desea ser castigado o no. ya el Dueño ha dejado claro que sus deseos, los del objeto, son irrelevantes, que no tiene sentido hablar siquiera de deseos, pero el objeto siente que merece ese castigo, aunque sólo sea por no estar a los pies del Dueño físicamente. la dependencia del Dueño es total a nivel psicológico y físico. esto no podría ya vivir sin Su control, sin Sus órdenes. la mera idea de poder tener que enfrentarse a una existencia sin el Dueño resulta aterradora, angustiosa, dolorosa. ya ha establecido el Dueño la diferencia entre el dolor y el sufrimiento. el primero es positivo, una advertencia frente a un peligro o una forma de crecimiento, como el dolor que se siente cuando se hace deporte. es un dolor placentero. el sufrimiento es vivir sin sentido, es la angustia por no saber qué está pasando, qué ocurre, por qué estas aquí. el Dueño puede infligir el dolor que considere necesario al objeto, pero sin el Dueño toda la existencia del objeto sería sufrimiento.

sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD similitud

hay tres ámbitos que al objeto se le antojan muy similares, o al menos con similitudes. son el bdsm, el estamento militar y la institución religiosa. en los tres la disciplina y las normas ocupan un lugar importante. también en los tres hay una jerarquía de poder y la obediencia del inferior hacia el superior se valoran considerablemente. igualmente en las tres se produce un largo entrenamiento para estar dispuesto a cumplir unos objetivos que siempre son elevados, o al menos están por encima tuya, siempre buscando servir a un bien mayor. en los tres se producen rituales y se presta mucha atención a determinadas posturas que expresan atención, obediencia o sencillamente sumisión. sin que se produzca una identificación entre las tres no hay duda de que hay punto en común y como en aquella imagen de los conjuntos, en algunas áreas se superponen.

 

miércoles, 18 de noviembre de 2020

día 3961 de esclavitud, castrado permanentemente

 el objeto ha estado mañana y tarde pegado al ordenador, en dos formaciones distintas. por la mañana fue del trabajo y por la tarde, un taller del curso que está haciendo los viernes. la verdad es que disfrutó lo dos, porque aprendió cosas, pero fue sinceramente agotador. aunque cada vez es más frecuente, el objeto no está acostumbrado a estar tanto tiempo por videoconferencia, y la verdad es que cansa. sin embargo el objeto pensó que esta nueva situación le favorecía mucho porque abre la posibilidad de que pueda trabajar encerrado. en twitter hay un montón de perfiles de gente que ha empezado a trabajar desde casa y lo hacen con botas, en latex, incluso encapuchados, amordazados, encadenados, en resumidas cuentas de la forma en que el Dueño quiere tener al objeto permanentemente. la ventaja de esto es que hoy el objeto apenas ha tenido que hablar unas palabras, y ha sido muy gratificante.

sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD descanso

todo el mundo merece un descanso ¿todo el mundo? en el bdsm eso sería discutible. se puede descansar de la esclavitud? de lo que eres? aquello para lo que has sido entrenado y que desarrolla todas tus potencialidades? puede, o merece, un Amo, esperar a que termines tu descanso para ser servido. esto objeto cree que no. puede ser que el Dueño le permita recuperar fuerzas por estar agotado físicamente, pero un esclavo no tiene vacaciones, no puede dejar de ser lo que es. porque servir a los Superiores no es una profesión, a pesar de que se entrene; ni es un oficio, a pesar de que no tenga horario. servirles es lo que eres, lo que da sentido a todo lo demás. obedecer no es una opción, es una necesidad y cuando no lo haces te estás traicionando a tí y estas traicionando a tu Amo. la única razón que puede justificar un descanso de un inferior es para que recupere fuerzas, para seguir sirviendo.

 

martes, 17 de noviembre de 2020

día 3960 de esclavitud, castrado permanentemente

 hoy es fiesta local así que el objeto no tuvo trabajo, al menos no tuvo que ir al centro de trabajo. por la mañana el Dueño castigó al objeto por su comportamiento del fin de semana, y a la vez lo centró por cómo se había sentido la semana pasada. la forma de hacerlo fue ordenarle que se pusiera las botas de goma, la mordaza y se pusiera las pinzas durante media hora. además tenía que llevar puesto el buttplug mediano durante una hora. hacía mucho tiempo que el objeto no usaba el dildo y se sorprendió lo rápido que entró y las sensaciones que produjo. siempre tiene un efecto devastador en el objeto a nivel psicológico. es una mezcla de placer, dolor y sumisión, todo junto. inmediatamente el objeto recordó lo que otro inferiores en castidad han escrito, que cuando llevas mucho tiempo en castidad, el ano se convierte en el principal órgano sexual. el objeto puso eso bajo las botas del Dueño y si esto era de su agrado, y lo es. la combinación del dolor de los pezones, con el buttplug fue catártico, como si todos los problemas y preocupaciones desaparecieran. el objeto comenzó a sudar pronto y el dolor de ambos objetos se fue imponiendo rompiendo cualquier resto de ego que pudiera quedar. entonces volvió la paz y la calma. el Dueño sabe poner al objeto en su sitio, sabe lo que el objeto necesita en cada momento y siempre hace todo, incluso lo aparentemente más duro, por el bien del objeto.
la tarde la dedicó, con permiso del Dueño, a unas jornadas relacionadas con el curso que está haciendo los viernes. por supuesto fueron por videoconferencia y eso permitió al objeto aprender sin tener que intervenir o relacionarse con humanos. ojalá pudiera el objeto trabajar así permanentemente. algunos dicen que esto del teletrabajo ha venido para quedarse, que es un cambio definitivo. ya veremos. el trabajo del objeto sin embargo requiere contacto físico con otros humanos, a menos que la cosa cambie en el futuro.

sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD comunidad

en la época prepandemia los encuentros de lederones y fetichistas se habían multiplicado por toda europa. incluso en gran canaria se celebraba la maspalomas fetish week. ahora, con los vuelos y los desplazamientos restringidos, lo más que podemos aspirar es a seguir en contacto vía internet. podría parecer un retroceso. en el fondo el cuero no es lo mismo en persona que visto, o sentido, a través de una pantalla. sin embargo gracias a internet miles de jóvenes, y no tan jóvenes, han podido tener acceso al mundo del bdsm, a darle forma a lo que sentían, a explicar esos deseos de Dominar o de someterse. los viajes puede que sean complicados, pero incluso en esta época la comunidad sigue creciendo.

 

lunes, 16 de noviembre de 2020

día 3959 de esclavitud, castrado permanentemente

 el objeto fue a trabajar por la mañana y luego por la tarde tuvo una comida de trabajo que se prolongó más de la cuenta pero era necesario que así fuera porque estaba sentando las bases de su trabajo para los próximos dos años. el Dueño estaba informado de todo y el objeto puso bajo sus botas lo que iba a decir en esa comida y la reunión posterior y había dado su aprobación. esto es la sumisión. hace años no se le habría pasado por la cabeza al objeto poner una posibilidad a los pies de alguien y que El tomara la decisión. ahora es lo que hace constantemente: con el trabajo, con sus relaciones, con su formación, con su economía. alguno puede pensar que cómo es posible que estemos separados, que vivamos en ciudades distintas, que el objeto debería estar a disposición del Dueño en una mazmorra. siendo todo eso verdad, la auténtica sumisión no es eso, no es una película porno; ni tampoco una sucesión de actos sexuales. la auténtica sumisión es lo que ha pasado hoy. el objeto tiene que afrontar su futuro a medio plazo y no lo hace el objeto, lo decide el Dueño. ha sido Él quien ha decidido ya que el objeto solo ha planteado las opciones. y no satisfecho con eso, hoy el objeto ha obedecido. no puede decir que ha planteado algo que le ha sido impuesto porque eso implicaría que tiene una decisión alternativa. la decisión del Dueño es la decisión del objeto, o mejor dicho no hay ya más decisión del objeto. la única decisión que existe es la del Dueño, la única voluntad a realizar es la Suya.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD elegancia

 

hay algo en la mente del objeto, un rasgo que está íntimamente vinculado con el hecho de dominar y es la clase, no en sentido de riqueza o de estatus. la clase de un Dominante está en la elegancia con la que trata al inferior, en cómo lo maneja y lo entrena para llevarlo a donde El quiere que esté. la clase no es que seas rico o ganes mucho dinero, ni siquiera que tengas una mazmorra completamente equipada. la clase tiene que ver con ser elegante, con saber controlar los propios instintos, en ser justo y equilibrado, en ser magnánimo y no dejarse llevar inconscientemente por las pasiones. la clase es, en la mente del objeto, un sinónimo de elegancia, y un atributo vinculado con la Dominación. un amo sin clase es un abusador soez que maltrata a sus sumisos, y por eso el objeto lo escribe con minúsculas, porque en el fondo no es un Amo de verdad. si el esclavo es el reflejo de su Amo y merece respeto no sólo porque se entrega y somete al Amo, sino porque su comportamiento es un reflejo de su Amo. un Amo que tiene un esclavo mediocre solo habla de su incapacidad para entrenar algo mejor.

domingo, 15 de noviembre de 2020

día 3958 de esclavitud, castrado permanentemente

el Dueño ha estado hoy molesto con el objeto, y con razón, por el comportamiento de ayer. no fue del agrado del Dueño, a pesar de conceder permiso, que saliera cuando durante la semana había estado diciendo que estaba extenuado por el trabajo. según el Dueño debería haberse quedado el objeto descansando. como siempre tiene razón. sin embargo el objeto fue, y así se lo expresó al Dueño, porque no tenía otra opción al tener que simular ser humano. el Dueño sabe que esto sólo pone bajo sus botas aquellos encuentros que no puede evitar sin causar un problema o sin perder la "coartada" que le permita parecer un humano entre los humanos. de hecho la vida social del objeto es prácticamente cero. si hubiera seguido el ritmo que tenía cuando el Dueño lo encontró, esto estaría comiendo fuera todos los días y estaría tomando café con conocidos un día sí y el otro también. desde que el Dueño encerró la mente del objeto en la celda en la que vive y le convirtió en un objeto al que permite por las circunstancias vivir entre los humanos, todo eso ha parado. el objeto sale sólo lo imprescindible por cuestiones de trabajo o cuando no puede evitarlo sin levantar sospechas. pero es el precio que hay que pagar por obedecer al Dueño y vivir entre humanos. lo que esto tiene claro es que no es agradable ni de su agrado, ni se divierte. lo hace porque no queda más remedio.
el castigo por ese comportamiento del objeto fue de los más duro que puede infligir el Dueño, y que alguna vez ha aplicado al objeto: el castigo es que no hay castigo. en la mentalidad humana, de Superiores, se podría pensar que "bueno, me he escapado de una buena", pero no es así. el castigo en un inferior es una purificación, una forma de cerrar un tema y seguir adelante, una especie de reinicio. al no haber castigo eso sigue ahí, torturando al inferior porque has fallado al Dueño, al Amo, al Superior. si cometes una falta es como si cometieras un pecado y es necesaria la redención mediante el precio que sea. si no hay posibilidad de pagar ese precio la deuda no hace sino aumentar. y así se sintió todo el día el objeto, sufriendo por haber molestado al Dueño.
en un momento dado, el Dueño quiso hacer una videoconferencia con el objeto. aún se le escapa al objeto el motivo, tal vez para que dejara de sufrir y le dijera que todo está bien. el hecho es que el objeto se amordazó con un pañuelo ya que el Dueño tiene prohibido al objeto mostrar su boca ante Él salvo lo estrictamente necesario, e hicimos la videoconferencia. el objeto fue incapaz de mirar a la cámara directamente. no podía levantar la mirada del suelo. efectivamente el Dueño le dijo que estaba bien, que todo estaba en orden. eso ayudó un poco al objeto, pero hubiera preferido recibir unos buenos azotes o llevar mucho tiempo las pinzas en los pezones.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD adoración

en el mundo del simbolismo también hay niveles para mostrar respeto. no es lo mismo inclinar la cabeza, que hincar una rodilla, que hacerlo con las dos o, como la imagen de hoy, asumir la postración que es la posición corporal de adoración. cuando alguien hace esto, está adorando a lo que tiene delante. desde esta perspectiva tiene todo el sentido que un inferior lo haga con un Superior o con cualquier otro inferior que el Amo considere que lo merece. es una postura de sometimiento total, de entrega absoluto. si además añadimos los mitts que lleva es de dependencia radical. el inferior no puede hacer nada, ni usar una herramienta, ni comer, ni siquiera rascarse. en todo y para todo depende del Amo, del Superior, de Aquel a quien adora.

 

sábado, 14 de noviembre de 2020

día 3957de esclavitud, castrado permanentemente

 no estaba previsto. surgió de pronto, y el Dueño se enfadó con el objeto. el planteamiento del día de hoy, después de una semana bastante complicada a nivel psicológico, emocional, afectivo y de todo tipo, era descansar. estar en silencio y descansar. sin embargo a media mañana surgió una de esas situaciones sociales que el objeto no pudo eludir por el hecho de simular ser humano, y la puso bajo las botas del Dueño. se trataba de ir a comer con unos conocidos y el objeto no encontraba una excusa para no ir. el Dueño le dio permiso pero no le agradó nada. fue una de esas situaciones en las que el objeto tuvo que hacer algo que no le agradaba mucho pero que era "necesario" porque la otra opción hubiera sido peor. fue el precio que el objeto tuvo que pagar por hacerse pasar por humano. hay un dicho muy antiguo que dice que en el pecado está la penitencia y en este caso fue así porque el objeto no sólo no disfrutó en absoluto la comida, de hecho últimamente pocas veces lo hace, sino que se sintió mal por toda la situación. la única cosa que compensó esto fue que, en un momento dado, se sintió humillado, expuesto. hace unas semanas, en una situación parecida, un conocido vio una foto del objeto en el móvil por accidente en la que el objeto estaba con las pinzas puestas y amordazado. hoy, en el grupo que era de cuatro personas, dijo abiertamente que tenía una conversación pendiente con el objeto en referencia a ciertas imágenes que había visto. evidentemente lo hizo en plan irónico para incomodarme, una especie de broma. el objeto sonrió y contestó que cuando quisiera, pero sin duda se refería a esas imágenes. entonces el objeto recordó la orden del Dueño de "salir del armario del cuero", de hacer más visible y explícito en determinados contextos que al objeto le va el bdsm y que es un esclavo sumiso. hoy tuvo ocasión de cumplir esa orden.

sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD historia futura

el tiempo avanza, y con él el bdsm como práctica. de una época de oscuridad y aislamiento, en la que tenías que estar en una gran ciudad de nivel global: londres, nueva york o los ángeles, para poder disfrutar de cierto grado de bdsm, ahora éste se ha extendido tanto gracias sobre todo a internet, que cualquier joven en una ciudad o pueblo, puede acceder a la información y sentirse miembro de una comunidad. otra cosa, por supuesto, es poder realizar esos deseos mediante una relación, pero hoy prácticamente puede adquirirse material, ropa, objetos, libros, etc. desde cualquier lugar y comenzar este camino de una forma u otra. esta historia pasada reciente es el cimiento donde se construye la historia futura. el objeto es consciente de que está donde está gracias a inferiores como el de la foto, que vivo contra corriente en un mundo aún menos bdsmfriendly del que vivimos actualmente. el objeto siente un profundo agradecimiento hacia esos Amos y esclavos que se atrevieron a vivir sus deseos de una forma tan radical y se siente en deuda por lo que honrará esa vida trabajando para ser más sumiso, más obediente, más entregado al Dueño.

 

viernes, 13 de noviembre de 2020

día 3956 de esclavitud, castrado permanentemente

 el objeto está haciendo un curso de perfeccionamiento online que le lleva toda la tarde los viernes. esto le permite estar en silencio durante todo el tiempo y tener reservado un día como el viernes donde hay mucha actividad social. es, por tanto, la excusa perfecta para poder decir que el objeto no puede salir, y además evitar el castigo del Dueño por hablar demasiado. el Dueño está empeñado en esta tarea de sumir al objeto en el silencio más profundo posible, algo que será absoluto cuando el Dueño lo encierre definitivamente. el hecho es que el objeto se siente incapaz de estar en presencia del Dueño y hablar. es equiparable al hecho de correrse. puede hacerlo si el Dueño lo ordenara, pero sería más un castigo que una satisfacción. hablar en presencia del Dueño sería más un pecado que otra cosa, aunque últimamente el objeto siente que ni siquiera existe esa posibilidad porque se siente incapaz de hacerlo, imposibilitado. la verdad es que no encuentra el objeto palabras para poder expresarlo. es como si hubiera perdido la capacidad de pronunciar palabras cuando su mente está en subspace, especialmente en presencia del Dueño.

sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD poder y propiedad

la sumisión, aunque tal vez sería mejor usar la palabra propiedad, tiene un sentido muy profundo en el mundo bdsm. de hecho está en la base de toda relación de este tipo. es cierto que no está explícitamente en todas. normalmente se utiliza el concepto de "intercambio de poder", algo que sí está en cualquier relación bdsm: uno manda y el otro obedece. eso ocurre si tienes una sesión de una noche o de varias horas, pero cuando se vuelve más estable, podríamos cambiar el término poder por el de propiedad. ser propietario de otro ser humano parece que nos repulsa, ya que la esclavitud formal fue abolida, al menos legalmente, en el siglo XIX. sin embargo en el bdsm se produce una esclavitud voluntaria. una de las partes, o varias, asumen y desean ser esclavos de la otra. eso es lo que vemos aquí, lo que para el objeto representa esta imagen. en un lugar público, a la vista de todos, un hombre se deja esposar, además de una manera muy peculiar, con las palmas hacia fuera con lo que se elimina cualquier posibilidad de manipulación de nada, se arrodilla y se somete a su Amo. esto no es sólo poder, también es propiedad.

 

jueves, 12 de noviembre de 2020

día 3955 de esclavitud, castrado permanentemente

 hay días buenos y días malos, y días como el de hoy. el objeto ha llegado a un límite, a un punto donde su existencia simulando ser humano le ha agobiado tanto que le ha hundido. se levantó muy temprano, bueno realmente se desveló a las cuatro de la mañana y no pudo seguir durmiendo. lleva un par de días pasándole lo mismo y el objeto no puede trabajar ni encontrarse bien si no duerme lo suficiente. es algo que va con su cuerpo. puede no comer o no beber pero la falta de sueño le pasa factura rápidamente. el hecho es que pudo aguantar la mañana de trabajo a base de café. sin embargo anímicamente se sentía muy mal y lo puso, como todo bajo las botas del Dueño, que ordenó que pasara la tarde descansando, durmiendo.

sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD orden

en el bdsm todo tiene un lugar, y lo que no lo tiene es rápidamente colocado. tal vez sea esa sensación de orden y organización, de seguridad, lo que primero captó la atención del objeto incluso de manera inconsciente, y tal vez sea por eso por lo que se tiene tan cómodo en el mundo de la Vieja Guardia. allí los valores son lo primero, las reglas y las normas están por encima de todo, y por eso se siente pleno cuando el Dueño le dice que "Va a controlar cada segundo de su existencia", literalmente y con todas las consecuencias. en este orden tan estricto en el que el objeto vive y se siente realizado, la izquierda siempre ese el lugar de la Dominación y la derecha el de la sumisión. fuera de cualquiera connotación política, cuando el objeto ve una imagen como la de hoy donde unos guantes están puestos en el bolsillo de la izquierda, inmediatamente el objeto piensa en un Amo, encuerado y con guantes, que espera ser servido, obedecido. es cierto que la postura tal vez no sea la más adecuada, pero no sabemos el contexto de la misma. lo que si sabe el objeto es que, de entrada, y hasta que se demuestre lo contrario, está en presencia de un Superior y eso ya determina su comportamiento.

 

miércoles, 11 de noviembre de 2020

día 3954 de esclavitud, castrado permanentemente

 todo el día trabajando por videoconferencia, lo que significó que el objeto estuvo la mayor parte del tiempo en silencio, porque no fueron tanto reuniones como videoconferencias. por esta razón el Dueño no castigó al objeto por hablar demasiado. el Dueño no quiere que el objeto hable porque el silencio es la paz y cuanto más en silencio, más paz. ha sido un día duro para el objeto porque en las últimas semanas sufre de estrés en el trabajo, y eso hace que se desvele y cuando no duerme bien, todo lo demás se le hace imposible. ya lleva dos días que no duerme bien y eso hace que todo le afecte un poco más, o un mucho más y que el estrés aumente.

sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD procesos

 

el objeto, aunque no sea humano, no se considere, ni sea considerado humano, está vivo porque evoluciona, cambia, mejora, se hace un objeto mejor. entiende que esta afirmación puede ser contradictoria porque los objeto no son seres vivos, por lo menos así no los considera la sociedad, pero la sociedad tampoco entiende el tipo de relaciones que mantenemos en el mundo bdsm, así que quedamos en paz. y en esa evolución el cuero se está convirtiendo cada vez en algo más excitante, en algo más de Amos, de Dominantes, de Superiores. esto entiende que en la concepción clásica así es: el cuero para los Dominantes y el latex para los sumisos, pero una cosa es saberlo y otra vivirlo, sentirlo, desearlo. la experiencia del objeto es que incluso otros objetos se están volviendo superiores al propio objeto, como las botas del Dueño. en la mente del objeto están por encima, valen más que el propio objeto y algo parecido le está ocurriendo con el cuero. el proceso de humillación y de objetivación parece no tener fin.

martes, 10 de noviembre de 2020

día 3953 de esclavitud, castrado permanentemente

 esta semana está siendo dura y no acaba dino de empezar. el trabajo no va mal pero cada vez le cuesta más poder seguir simulando ser humano. cada día es más difícil para el objeto tomar las microdecisiones que tiene que hacer cada día, casi en cada momento, en el trabajo.
el Dueño está ahí también cada día pero tiene que poner medidas para evitar que el objeto se desvíe. hoy el Dueño le ha dicho al objeto que lo va a castigar cada día que hable más de la cuenta, y el objeto siempre tiene que hablar más de la cuenta, lo que significa que será castigado cada día.

sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD espiral de extremos

los practicantes del bdsm, los seguidores de una forma de vivir las relaciones de Dominación/sumisión, vivimos en una especie de dualidad permanente marcada por estos dos polos y que se reflejan en binomios constantes Amos/esclavos, placer/dolor, luz/oscuridad, cuero/latex, mandar/obedecer. al contrario de lo que pudiera parecer, más que extremos son límites entre los que nos movemos. es cierto que el objeto, y el Dueño, tienen cierta tendencia a polarizarse y a absolutizar dichos extremos, pero es nuestra forma de vivirlo, más bien la del Dueño, porque el objeto sólo sigue su senda. dentro del bdsm el abanico de posibilidades, de vivencias, es casi ilimitado. lo que parece una realidad para el objeto es que existe una interdependencia entre estos extremos. cuanto más se potencia uno, más se potencia el otro. la única respuesta posible a un aumento de la Dominación es más sumisión, y viceversa. es una espiral que no sabes nunca cuanto terminará, porque cuando sientes que has llegado al fondo, a lo más profundo, siempre ocurre algo que te hace ir más allá.

 

lunes, 9 de noviembre de 2020

día 3952 de esclavitud, castrado permanentemente

 ha sido un buen día, incluso aunque al final se haya estropeado un poco. en el trabajo parece todo ir bien, pero sobre todo el objeto está más descansado que en otras ocasiones. no llega al punto de haber tenido vacaciones, que al final siente que no las tuvo por esta cuestión de la pandemia, pero algo mejor está. la mañana fue sin grandes contratiempos y la tarde también, así que esto puede estar contento. como siempre ofrece esto al Dueño, poniéndolo bajo sus botas. como un sacrificio de tiempos antiguos, el objeto siente como si se arrodillara delante del Dueño que está en su trono, con su cuero y sus botas puestas, y pusiera todo a sus pies, para que hiciera con ello lo que quisiera. esto es consciente de que es una visión antigua, incomprensible para muchos, pero no consigue expresar mejor lo que siente en este momento.

sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD tradición

de manera tradicional, el objeto siempre ha pensado que el cuero debe ser negro, al menos el cuero bdsm. a todo lo más, gris, por ser el color que indica interés o afición por el bondage. sin embargo en ocasiones aparece una imagen como la de hoy, en la que una camisa roja deslumbra al objeto, conservando todos los atributos del cuero clásico, del cuero tradicional. es un claro ejemplo de innovación pero que mantiene la esencia de lo que es el bdsm. es cierto que, posiblemente debido al uso de pañuelos, hay ciertas prácticas unidas a ciertos colores: el gris para el bondage, el rojo para el fist, el negro para el dolor, el verde para rollo militar, etc. esto no podría llegar a afirmar que este rojo signifique que a este Amo le gusta fistear pero tampoco podría descartarlo. el hecho es que, incluso en el bdsm, se puede innovar guardando la tradición y este es un claro ejemplo de ello.